Los vecinos del norte acumulan tres victorias consecutivas frente a la Selección Mexicana y buscan que la inercia les permita ganar por primera vez en el Estadio Azteca dentro de una eliminatoria mundialista

Por Iñaqui Sanromán

Ciudad de México. – México retoma el camino a Qatar 2022 con una nueva edición del Clásico de Norteamérica frente a Estados Unidos. El Estadio Azteca se prepara para vivir un partido donde se juegan tres puntos, el boleto al mundial y tal vez un poco más.

La Selección Mexicana, en la era de Gerardo ‘el Tata’ Martino como director técnico, no tiene buen registro cuando se trata de nuestro máximo rival en la región. Además de que se acumulan tres derrotas consecutivas, dos de ellas significaron títulos y la más reciente, en la jornada siete del octagonal, exhibió las carencias del conjunto tricolor.

Es por esto que se habla de una nueva era en la CONCACAF, donde Estados Unidos le arrebata a México la batuta e impera como la mejor selección. No solo en cuestión de resultados, también se refleja dentro del ranking que la FIFA actualiza constantemente.

No obstante, la selección del ‘Tata’ Martino tiene la oportunidad de dejar en claro que no van a conquistar fácilmente el Estadio Azteca. México nunca perdió de local contra Estados Unidos en una eliminatoria mundialista; por ende, una derrota puede reforzar el argumento de un nuevo dominio en la región.

De los últimos diez partidos entre ambos, Estados Unidos se impuso en seis, México ganó tres y hubo un empate. Esto si se consideran todas las competencias y encuentros amistosos. Sin embargo, hace más de cuatro años que no jugaban en tierras mexicanas.

Si quitamos el orgullo queda el octagonal

Dejemos de lado el recuento de datos y la historia para poner la vista en el presente y el futuro. Algo está claro: México puede obtener o asegurar su boleto a Qatar 2022 con una victoria y la combinación de resultados pertinente. Pero también puede ocurrir lo contrario con una derrota y los triunfos de Panamá y Costa Rica.

Si vemos las cosas en orden, Canadá puede convertirse en la primera selección de CONCACAF que califica al mundial. Son líderes del octagonal con 25 puntos, a cuatro de Estados Unidos que por diferencia de goles se queda con el segundo lugar. México, también con 21, tiene un colchón de cuatro puntos con los panameños que se quedan con el boleto al repechaje, pero los ticos les presionan con 16.

A pesar de no vivir un buen momento, el conjunto nacional puede presumir de no tener derrotas en casa dentro del octagonal puesto que ganaron tres y empataron dos. Por su parte, Estados Unidos fuera de casa solo tiene una victoria, suman dos empates y dos derrotas.

En caso de que México gane, Panamá caiga contra Honduras y Canadá se consolide frente a Costa Rica, los del ‘Tata’ pueden empezar a festejar porque matemáticamente aseguran su lugar en el mundial. Una derrota y la victoria de Panamá nos puede dejar a un punto del repechaje.

Como consecuencia, nos atrevemos a decir que es uno de los partidos más importantes en la era de Gerardo Martino y no por lo que significa en la eliminatoria. Se puede dar un golpe sobre la mesa contra las críticas, obtener un impulso anímico importante tras vencer al archirrival, pero también es la oportunidad de reencontrarse con la afición y ganarse su confianza en el Coloso de Santa Úrsula.