Guadalupe, Nuevo León. – Rayados derrotó 1-0 al América para convertirse en campeón de la Copa de Campeones de la CONCACAF. El gol de Rogelio Funes Mori al minuto ocho del partido fue suficiente para vencer al equipo de Santiago Solari.

El partido

Rayados mostró mayor intensidad apenas se escuchó el silbatazo inicial. Un par de jugadas, junto a una intervención de Guillermo Ochoa, precedieron el gol de Funes Mori apenas al minuto ocho.

Un error de Sebastián Cáceres al intentar rechazar el balón le dejó la oportunidad de oro al ariete seleccionado nacional. Posterior al gol, el conjunto local disminuyó el ritmo y América empezó a generar sensaciones de peligro.

Esto sucedió a través de un par de disparos sin éxito por parte de Richard Sánchez y Roger Martínez, aunque también apareció Sebastián Andrada para salvar su marco al 43’. El final del primer tiempo llegó sin más movimientos en el marcador.

Ya en el segundo tiempo las cosas no cambiaron. El partido siguió con la misma propuesta por parte de ambos equipos; sin embargo, Rayados contó con las jugadas en ataque más peligrosas.

Primero con una falla de Funes Mori al 57’ y después al 64’ con una gran atajada de Ochoa ante disparo de Jesús Gallardo. Posteriormente, al 71’, Alfonso González perdonó una oportunidad clara con un remate de cabeza sin dirección a portería.

Esa fue una de las últimas jugadas peligrosas del partido. Las faltas y lesiones empezaron a ser una constante en el ritmo de juego y eso provocó una disminución en las jugadas de peligro.

La última llegó al 90+9’, cuando se agotaba el agregado. Una jugada a balón parado terminó con recentro, un disparo en el travesaño y posible penal que se reclamó con intensidad del lado azulcrema.

El árbitro central acudió a revisar la jugada en el VAR, optó por no señalar infracción y el partido terminó en ese momento.