Atlas se metió al Akron para llevarse el Clásico Tapatío y convertirse en líder del torneo.

Por: Francisco Rodríguez

El Rebaño arrancó con todo el Clásico, atacando y haciendo sentir su presencia en la zona Rojinegra, pero sin poner en aprietos a Camilo, poco a poco el conjunto visitante fue emparejado las acciones y el partido se rompió al minuto 12 con la expulsión de Hiram Mier por una patada hacia Furch.

Al minuto 23, se marcó penal para Atlas y hasta el minuto 27 fue que Aldo Rocha lo pudo cobrar, poniendo en ventaja a los Rojinegros y en el festejo del gol, se inició una bronca que desencadenó la expulsión de Calderón.

Para el segundo tiempo, Atlas manejó el partido y se dedicó a pasear el balón de un lado a otro, haciendo que la afición que estaba en el Akron abuchearan al conjunto Rojinegro por su planteamiento conservador.

En la siguiente jornada, Atlas visitará al Mazatlán y Chivas recibirá a Toluca.