En una de las tarde mas insólitas del futbol sudamericano. Brasil y Argentina estaban jugando el “Superclásico de las Américas”, por la sexta fecha de las eliminatorias, rumbo a Qatar 2022. Fecha que había quedado pendiente por la crisis del corona virus en el continente.

Iban 6′ de partido, cuando pudimos observar a miembros de las autoridades brasileñas de futbol ingresando al Arena Corinthians buscando a los jugadores: Cristian Romero, Giovanni Lo Celso (Tottenham) Emiliano Martinez y Emiliano Buendía (Aston Villa). ¿El motivo? una supuesta falsificación de declaración jurada por parte de los jugadores provenientes del Reino Unido.

En uno de los momentos mas extraños de la historia del deporte sudamericano, la selección argentina debió retirarse del campo de juego y esperan una deportación inminente. Esperando a la delegación albiceleste se encuentra Daniel Sciolli (Embajador) y Claudio Tapia (Presidente de la AFA).

En las próximas horas el seleccionado argentino volverá a Buenos Aires a espera del duelo del próximo jueves contra Bolivia.