Por Pedro Ramos

Arrancó la participación de México en la Copa Oro 2021, su rival: Trinidad y Tobago. La ciudad de Arlington en Texas, Estados Unidos recibió y fue testigo de este primer encuentro del torneo más importante a nivel internacional dentro de la CONCACAF.

Como es costumbre en estos encuentros, las selecciones caribeñas o centroamericanas suelen ser rudas, llegando al extremo de jugar únicamente a lastimar a su rival, y en el minuto 10 nos pudimos dar cuenta de esto pues una falta muy fuerte en contra de Hirving Lozano le costó su participación en el resto del partido no solamente fue el empujón por parte de los defensas, sino que, a la hora de caer, la rodilla del guardameta Trinitario estaba esperando el choque contra la cabeza del jugador mexicano.

Aproximadamente 8 minutos se perdieron con los servicios médicos que ingresaron para revisar Chucky Lozano, el jugador mexicano salió en camilla y con collarín del terreno de juego en su lugar, al 18′, ingreso Efraín Álvarez delantero del LA Galaxy.

Llegada tras llegada, el equipo mexicano intentó romper el cero en el arco trinitario, sin embargo no lo logró. Rogelio Funes Mori, Jesús Corona e incluso el Chaka Rodríguez fueron los encargados de intentar poner el primer gol de la Copa Oro para la selección mexicana sin embargo nos fuimos al descanso con marcador de 0 por 0.

Al medio tiempo, Orbelín Pineda ingresó en lugar de Erick Gutiérrez. El jugador del PSV de Holanda dejó buenas impresiones en el primer tiempo de este partido, sin embargo, Gerardo Martino decidió apostar más al juego ofensivo para el complemento del encuentro.

Llegó el minuto 52 y Jonathan Dos Santos ingresó al terreno de juego en lugar de Carlos Salcedo, de nueva cuenta, el Tata Martino hacía notar la necesidad al ataque del equipo azteca.

Al minuto 85, el grito homofóbico de la afición mexicana provocó que el encuentro se detuviera por 3 minutos. Este es el primer paso del protocolo de la FIFA en contra de la discriminación en los partidos de México, este protocolo ya se había llevado a cabo en los partidos amistosos de la selección mexicana.

Al minuto 91, Rogelio Funes Mori marcó su primer gol en competición oficial con México, sin embargo, el juez de línea marcó un fuera de lugar en el pase anterior a la anotación del mellizo. El juego seguía 0-0.

De nueva cuenta, al minuto 94 se detuvo el encuentro, por el grito, con 3 minutos restantes.

Sin anotaciones, con lesiones y muchas dudas con respecto al arbitraje y sus decisiones. Culminó el primero de 3 partidos de fase de grupos para México en la Copa Oro.