Por: Francisco Rodríguez

La selección mexicana arribó a Austria para su compromiso ante Costa Rica en un clásico de la CONCACAF, con la misión de limpiar su imagen luego de la derrota ante Gales el pasado sábado.

Gerardo Martino hizo rotaciones para enfrentar a los ticos, siendo la más sorprendete el hecho de colocar a Pizarro como falso 9.
El primer tiempo fue un duelo intermitente en el cual Costa Rica fue ligeramente mejor sin llegar a ser muy peligroso, mientras que México no pasaba el tiki-taka, también sin llegadas a la portería de Keylor Navas.

Para el segundo tiempo, el juego siguió en la misma tónica hasta que el técnico Tricolor metió los cambios decisivos, meter a Orbelin y a Lainez, dándole mayor fluidez al ataque del Tri, que tuvo 2 impactos al travesaño, metiendo peligro a los Ticos.

Finalmente el cero se rompió al minuto 89, doble cabezazo en el área y el Chucky Lozano anotó el único gol del juego, dándole a la selección un triunfo en el cierre de la gira Europea.