Por: Vanessa Molina

La competencia internacional más importante a nivel de clubes arrancó en Doha, Qatar con la participación de los Tigres de la UANL se enfrentaron al Ulsan de Corea.

El primer tiempo de este partido fueron minutos iniciales de mucho análisis, de no tanto ataque por ninguno de los dos equipos, ya que había que ser muy inteligentes en esta clase de partidos y saber por donde atacar a su rival.

El primer tanto cayó para los Coreanos al minuto 24, tras un tiro de esquina que remató Kee-Hee al primer palo, tras dejar atrás su marca y poder hacer su disparo prácticamente sólo a quemarropa y vencer a Nahuel.

Lo anterior pareciera que despertó a los mexicanos ya que se volcaron más hacia el frente y buscar de una u otra manera el empate, de esta manera tras un cobro de balón parado y una jugada más armada, Gignac remata sólo frente al portero y anota el gol del empate al 38

Antes de terminar la primera mitad y después de la revisión del VAR, al 45+5, se marcó una mano en contra de los Coreanos y así una pena máxima a favor de los Universitarios, tiro que cobró nuevamente Gignac y que convirtió en el segundo gol del partido para así irse al descanso con la mínima ventaja pero logrando remontar el marcador.

Para la segunda mitad las revoluciones y el ritmo del partido volvió a bajar bastante por momentos Tigres dominaba pero no buscaba demasiado el área rival y tuvimos que llegar hasta el minuto 71 para el primer remate a puerta de la U.

Entre cambios y una jugada de choque de cabezas con Aquino, los minutos avanzaron y algo a lo que nos tiene acostumbrados el equipo del tuca, se dedicaron más a defender, replegaron líneas y se acomodaron defensivamente para conservar el marcador.

De esta manera terminó el encuentro y Tigres se lleva esta primer victoria en el partido que los lleva a avanzar en este torneo y ahora se enfrentarán en semifinales al Palmeiras de Brasil.