Ciudad de México. – Pumas derrotó 4-0 a Cruz Azul para empatar el marcador global y meterse a la gran final del Guardianes 2020 gracias a tener mejor puesto en la tabla. Con un gran desempeño táctico, defensivo y ofensivo, los universitarios hicieron lo que pocos creían posible.

Acciones del partido

La hazaña empezó a visualizarse apenas al minuto tres gracias a que Ignacio Dinenno hizo el primer gol de los cuatro necesarios. Una jugada a balón parado y un rebote en Julio César Domínguez dejaron el balón en los pies del argentino, quien no dudó en mandar el balón al fondo.

Posteriormente la actividad en las áreas se redujo y el juego pasó a disputarse en el mediocampo. Los universitarios volvieron a intentarlo al 38′ y gracias a ello llegó el doblete de ‘Dinegol’. En primera instancia se anuló por fuera de lugar, pero el VAR intervino para revertir la decisión.

Tres minutos después, al 41′, Carlos González aprovechó que la máquina estaba contra las cuerdas e hizo el tercero con un disparo potente. Nuevamente, la intensidad disminuyó en la segunda parte para pasar a un juego más coordinado e inteligente.

Parecía que Cruz Azul había resuelto la eliminatoria, pero Juan Pablo Vigón dio el golpe definitivo al 88′, cuando la máquina cementera no tenía tiempo suficiente para reponerse.

Historia viva del fútbol mexicano

Lo que vimos este seis de diciembre de 2020 es algo que no había sucedido nunca en la historia de los torneos cortos. No hay registros de un equipo que haya remontado una eliminatoria con una diferencia de cuatro goles y; además, los universitarios golearon por primera vez a Cruz Azul en C.U.

Andrés Lillini consiguió llegar a la final, invictos como locales, en su primer torneo al mando de Pumas. Y no podemos olvidar que el plantel felino es uno de los que tienen más jóvenes de toda la Liga MX, junto a que este torneo volvió a destacar la histórica cantera universitaria.