Ciudad de México. – Correspondiente a la ida de las semifinales, Rayadas goleó 4-1 al América en el Estadio Azteca. Las águilas no pudieron recuperarse de verse abajo en el marcador y la cuestión anímica decayó tras los fallos importantes de su capitana.

Así, las regiomontanas tienen un pie dentro de la gran final y se requiere una acción épica de las de Coapa en el partido de vuelta para que las cosas cambien. De entrada, las águilas necesitan ganar con diferencia de tres goles, pero hacer cuatro es obligatorio.

Acciones del partido

Aunque las águilas tuvieron un par de intentos en el arranque, la primera parte se pintó de rayada gracias a la contundencia de las visitantes. Christina Burkenroad hizo el primero al 18′ tras un buen centro por derecha.

Pasaron trece minutos, en los cuales América no pudo reaccionar, hasta que Diana Evangelista hizo una jugada individual en el momento adecuado y consiguió marcar el segundo. Sin dar un solo segundo de tranquilidad, Rayadas atacó un minuto después y la jugada terminó en penal a su favor. Desirée Monsiváis se encargó de convertirlo en gol.

El medio tiempo llegó con 3-0 en el marcador y parece que los 15 minutos de descanso le sirvieron al América. No se cumplía ni un minuto de la segunda parte y se señaló otro penal, ahora para las locales.

Aunque Daniela Espinosa no supo marcar desde los once pasos, Montse Hernández le restó peso al error gracias a un gol apenas un minuto después. No pudieron manifestar el mismo dominio durante los minutos posteriores y el juego se interrumpió constantemente, por lo que Rayadas pudo asentarse en la cancha para defender la ventaja.

Casi sin querer, encontraron el cuarto a través de un tiro libre perfecto de Rebeca Bernal que se coló pegado al poste derecho. La capitana azulcrema tuvo una segunda oportunidad desde los once pasos, pero Alejandría Godínez le atajó de gran manera.

El partido de vuelta se jugará el lunes siete de noviembre a las 21:00 horas.