Pachuca, Hidalgo. – Con errores defensivos de por medio, Tigres superó a Pachuca 2-1 en la ida de los cuartos de final. Las cosas no lucen bien para las Tuzas, quienes necesitan una hazaña para acceder a semifinales.

El partido

A sabiendas del estilo con el que Tigres afronta sus partidos, Pachuca buscó contener y, aunque ellas tampoco atacaran, reducir la actividad ofensiva.

En la primera parte solo hubo un disparo a puerta y fue el gol de Belén Cruz. Con la sensación de peligro que las caracteriza, Katty Martínez asistió a la acapulqueña para el primer gol del partido al 43′.

Así se fueron al descanso y en el segundo tiempo Pachuca ajustó su plan de juego para atacar más. Al mismo tiempo empezaron a dejar espacios en zona defensiva, lo cual generó que Jacqueline Ovalle perdonara sola frente a la portería al 50′.

Sin embargo, fue un mal pase desde saque de banda al 68′ el que provocó el segundo gol de Tigres. La zaga tuza se equivocó al salir jugando y el balón terminó en los pies de la goleadora del torneo, quien no perdonó.

Parecía que las universitarias se irían con un resultado cómodo al partido de vuelta, pero una jugada poco fortuita en el área visitante terminó en autogol de Blanca Sierra al 77′.

Tigres contuvo los embates gracias a los cambios. Al 86′, Diana Monroy cometió falta al borde del área para evitar que Cruz quedara mano a mano con Paola Manrique. El árbitro optó por expulsar a la capitana tuza.

De cara al partido de vuelta

Tigres llega con amplia ventaja, con un empate o una victoria les basta para pasar a la siguiente fase. Por otra parte, Pachuca necesita hacer, si o si, dos goles en el Universitario de la UANL