Por Pedro Ramos

El Coloso de la Colonia Maravillas fue testigo del partido más importante (hasta ahorita) del Guard1anes 2020 para el Club Puebla. Los Enfranjados buscaban una victoria para esperar la derrota de Bravos y/o Toluca y así amarrar el boleto para el Repechaje de este singular torneo.

Arrancaron las acciones en el Estadio Cuauhtémoc, el Club Puebla muy ofensivo buscando siempre el gol, sabiendo que San Luis no venía nada bien, luego de caer 5-0 ante el conjunto de Mazatlán.

La primera anotación de la noche llegó por medio de los botines del mejor gamer de la “Franja”, quién también ha sido el goleador blanquiazul del torneo, hablamos de Santiago Ormeño, el delantero Mexico-peruano adelantó al conjunto local luego de cobrar la pena máxima marcada cerca del minuto 26. Por una mano defensiva del Atlético San Luis.

Con este resultado culminaron los primeros 45 minutos del partido, la Franja se acercaba cada vez más al repechaje, mientras que San Luis agradecía el término de los primeros 45 minutos, pues solo quedaban 45 para que terminara este amargo torneo.

Si han leído mis crónicas del conjunto de la Angelópolis, creo que sabrán lo que escribiré para el segundo tiempo de un encuentro que iba ganando el Club Puebla.

Desde el minuto 45, los de Juan Máximo Reynoso “echaron el camión hacia atrás” esperando poco o nada en ataque de los potosinos, quienes buscaron hacer daño y arruinarle el sueño de Repechaje a los locales.

Pero el poderío Colchonero no fue suficiente, la defensa poblana (que terminó con todo el equipo abajo) se impuso ante los intermitentes chispazos visitantes y terminaron consiguiendo los 3 puntos vitales para su lucha por el repechaje.

Si leen esta nota antes del término del Juárez-América, el Puebla necesita una derrota o empate de los fronterizos para seguir aspirando al repechaje. Si leen esto y ganó Juárez, el Puebla depende de qué Toluca no sume puntos ante León para poder avanzar como 12º.