Por Pedro Ramos

Viernes 14 de Agosto del 2020. Estadio Cuauhtémoc, en la ciudad de Puebla de los Ángeles. El Club Puebla recibía a los Tuzos de Pachuca en el duelo que abría la Jornada 5 del Guard1anes 2020. Los Enfranjados llegaban a este duelo con 3 de los 6 puntos posibles en la Jornada doble. Pachuca consiguió el mismo número de unidades en sus últimos 2 encuentros. Este encuentro prometía muchas emociones, pues ambos clubes saldrían a buscar la victoria, Puebla para seguir en los puestos de arriba, y Pachuca para ir escalando posiciones.

Arrancó el primer tiempo y los visitantes no esperaron nada para atacar sin freno, desafortunadamente para ellos, las oportunidades de gol no fueron bien aprovechadas por los delanteros de la Bella Airosa y el marcador no se movió.

Pasaron los minutos y el conjunto local parecía buscar alguna forma de meterse en terreno rival, pero no pudieron tener ocasiones claras que cerraran el buen juego que habían estado armando. Cuando Pachuca atacó, la defensa poblana se cerró de tal manera que no permitió ser dañado por los rivales.

Con el marcador sin movimiento culminó el primer tiempo de este partidazo, se vio a leguas que a Pachuca le dolió y mucho la baja de Felipe Pardo, pues los Tuzos no tenían un jugador desequilibrante y con ganas de salir y ganar.

Arrancó el segundo tiempo y los papeles continuaron como los dejaron, Pachuca insistiendo y Puebla defendiendo con todo abajo.

Al minuto 60, el árbitro marcó un penal que levantó la polémica en los aficionados, pues las repeticiones que se mostraron hacían ver qué la decisión arbitral fue errónea, y todos pedían a ese invitado imparcial que últimamente había sido muy utilizado: el VAR.

No hubo revisión arbitral, la falta quedó marcada e Ismael Sosa fue el encargado de cobrar la pena máxima. El delantero tuzo no desaprovechó la oportunidad y, desde los 11 pasos, marcó el primer gol de la noche, dándole la ventaja a la visita que, por méritos, debía estar goleando.

Ni los cambios ofensivos de la Franja (Herrera y Álvarez) le ayudaron a poner tablas en el marcador, la defensa tuza cerró el partido y no permitió llegadas de peligro por parte de los locales. Ya en los últimos minutos, el Puebla se vio superado por el cansancio y la acumulación de partidos. Pues disparaban por terminar las jugadas, pero con poca intención de empatar el encuentro.

Con la victoria tuza culminó este encuentro, el cual fue la segunda derrota consecutiva del Puebla, Tigres y Tuzos fueron los verdugos del conjunto dirigido por Juan Reynoso. Los Tuzos, por su parte, se reivindicaron luego de perder ante el Club León a media semana. Pero el Pachuca de esta noche no merecía ganar, puesto que no demostró nada luego de sus primeros 5 minutos de ataque.