Por Pedro Ramos

Sábado 8 de Agosto, 21:00 horas del día, el Club Deportivo Guadalajara recibía la visita de una de las actuales sorpresas del torneo: El Club Puebla. Los locales llegaban a este compromiso sin haber anotado 1 solo gol en todo el torneo, mientras que ‘La Franja’ se colocaban en el quinto peldaño de la clasificación general, solo debajo de América, Cruz Azul, Pumas y Tigres.

Desde el minuto 1, Nicolás Vikonis se convirtió en factor clave para evitar la caída de su arco.

Pasó el tiempo y los locales dominaron la posesión de la pelota, sin embargo, no llegaban a la línea final y, por ende, no podían romper su mala racha sin anotaciones.

Llegó el 34′ y, con el, también llegó la primera expulsión de la noche. Alan Torres, de las Chivas, vió la tarjeta roja luego de una brusca entrada en contra de Omar Fernández, a quien Torres le “dejó los tachones”. Motivo por el cual, Alan fue mandado a las regaderas.

Al medio tiempo, las cosas no pintaban tan mal para el Rebaño, pues no parecían estar jugando con un hombre de menos, parecía que Luis Fernando Tena tenía la llave para salvar algún punto de este encuentro.

Santiago Ormeño, al minuto 63, marcó el primer gol de la noche, cuando las Chivas controlaban el encuentro, los Enfranjados encontraron una luz al final del túnel y se pusieron al frente en el marcador.

Y, como hace 8 días, cuando cayó el gol de la Franja, Juan Máximo Reynoso mandó “El camión” hasta atrás. Todo el Puebla defendía, todo el Puebla corría y parecía funcionarles.

Ya en tiempo complementario, los visitantes se armaron de valor y lograron 2 llegadas de peligro, que no terminaron por “canjear” y aumentar su ventaja.

Y así terminó el encuentro, las Chivas rompían su peor inicio de torneo sin anotar un solo gol. El Puebla, por su parte, llegaba a la cima de la tabla para compartirla con el América y el Cruz Azul.