Por: Jorge Barco

Estamos a pocas semanas de que comience el US Open y, sigue siendo una incógnita si se jugará o no el Grand Slam neoyorquino de este año. A pesar de que todo está previsto para que inicie el 31 de agosto con las respectivas medidas sanitarias.

Estados Unidos es el país con más casos de coronavirus en el mundo, con más de 3 millones de contagios y 137 mil muertes. La pandemia parece no tener fin en la nación de las barras y las estrellas. Nueva York, por otra parte, es de las ciudades más afectadas de la región con 223 mil casos confirmados y 22 mil decesos.

La celebración del US Open y de los torneos de Cincinnati y Washington tendrían que ser cancelados debido a que la pandemia está lejos de terminar y muchos de los tenistas más importantes del ranking no podrían viajar.

Según Marca, Novak Djokovic, presidente del consejo de jugadores ATP y raqueta número uno del mundo, escribió a través de un grupo de WhatsApp que mantiene con todos los jugadores del top 100 de la ATP, que sería muy difícil viajar a disputar estos torneos, ya que al día siguiente de la final del US Open, comenzará el Masters 1000 de Madrid y una semana después el Masters 1000 de Roma. Muchos jugadores no podrían participar debido a que tendrían que someterse a una cuarentena obligatoria de dos semanas luego de viajar de Nueva York a Europa.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio anunció la cancelación de los grandes eventos en esta ciudad hasta el 30 de septiembre, sin embargo hizo una excepción con el tenis: “Este es uno de varios eventos donde habrá actividades deportivas, pero sin público. La gente tendrá que verlo por televisión, pero seguiremos manteniendo la tradición del torneo”. Mencionó el mandatario.

A todo esto, aún es una incógnita si tenistas como Rafael Nadal, Novak Djokovic o el finalista del US Open 2019, Daniil Medvedev harán el viaje a Flushing Meadows para disputar el torneo.