Por Alejandro Castañeda

El América y los Pumas se enfrentaron en la segunda fecha de la Copa por México en Ciudad Universitaria donde el marcador quedó 0 – 0. Las Águilas buscaban la clasificación a las Semifinales, cosa que tendrá que esperar al menos hasta mañana que se enfrenten los restantes del grupo.

El encuentro se jugó en el medio campo, sin ninguno de los dos equipos arriesgando de más y manteniendo una lucha por la posesión del balón. La jugada más importante de gol fue para los visitantes hasta el final del encuentro donde el nuevo arquero felino, Alfredo Talavera, comenzó su carrera en este nuevo equipo.

Lo más relevante del juego, y lamentable, fueron las acciones que se pasaron por alto ante esta época de pandemia. Antes de comenzar el encuentro y durante parte de este se encontraron aficionados del equipo universitario apoyando a su club desde el exterior del estadio, ignorando las medidas de salud impuestas por el gobierno de la Ciudad de México.

Una de las reglas para el interior del campo es que todos los asistentes, ya sean jugadores, cuerpo técnico o asistentes deben poseer el cúbrelo as en todo momento que estos estén en la banca. Esta situación fue totalmente ignorada por Miguel Herrera el cual no portó con esta medida, ignorando la salud de sus compañeros y rivales.

La siguiente jornada será un duelo de matar o morir para ambos clubes, buscando acceder a la siguiente ronda. El América se verá las caras con el Cruz Azul, mientras que los Pumas harán su parte ante el Toluca donde veremos un duelo directo en la portería con Alfredo Saldívar y Alfredo Talavera reencontrandose con su anterior equipo.