Por Alejandro Castañeda

Después de la tormenta llega la calma, al menos un respiro que viene bien. Sus estrellas se unieron, se tranquilizaron y con ello lograron vencer 4 – 1 al Villarreal que fue la víctima de esta unión. La triplets ofensiva se lució hoy en El Madrigal y asustan a los rivales en el trepidante final que se viene en La Liga.

Lionel Messi

La Pulga acaparó todas las luces estos días con el rumor sobre su salida del club, se mencionó que no quería ser un problema para la institución y su salida estaba casi amarrada una vez que finalizara su contrato. La mala relación que supuestamente tiene con el entrenador, Quique Setién, generó una pleada de rumores en los que colocaban al astro argentino fuera del club de sus amores. Hoy Messi se olvidó de eso y registró dos asistencias para hacer sentir tranquilidad a sus aficionados y a sus compañeros.

Antoine Griezmann

El francés era uno de los jugadores más polémicos en este regreso al fútbol. La mala relación con sus compañeros había provocado en varias ocasiones una diferencia palpable en el campo, siendo de los que más corría y al mismo tiempo el que menos tocaba el balón. Su falta de gol fue uno de los resultados de estos conflictos que llevaron al gato a la banca mientras que las oportunidades las tomaba un joven de 17 años. Hoy logró tener una conexión con Messi y Suárez que dieron como resultado un gol que sin duda ayuda a la confianza del jugador.

Luis Suárez y Ansu Fati

Si Messi no está bien el equipo tampoco lo está, una de las víctimas de esto era el Charrua que tenía una falta de gol que afectaba en el estado anímico al jugador. Por su lado, el joven Fati comenzó la temporada de gran manera, siendo la gran revelación, pero de poco a poco comenzó a perder reflectores y todos hablaban de otros temas; el español fue uno de los daños colaterales del conflicto dentro del vestuario del club blaugrana. Ambos lograron sacudirse un poco la presión anotando en la victoria de hoy y mostrando su gran nivel pese a las dificultades del club.

Sin duda alguna, si Messi sufre el Barcelona mucho más, el astro argentino junto con sus compañeros toman un respiro en la lucha por el campeonato. El tiempo dirá si esta calma es momentánea o lo peor aún está por venir. Mientras tanto el Barcelona ya piensa en su siguiente encuentro el cual será frente al Espanyol el miércoles a las 3:00 de la tarde hora de México.