El equipo celeste fue uno de los dos equipos que decidió hacer pre-temporada fuera de sus instalaciones; suman 22 contagios entre jugadores y miembros del staff

Por: Iñaqui Sanromán

Ciudad de México. – Cruz Azul recurrió a la plantilla sub-20 para la convocatoria del partido contra Pumas, el cual significa su vuelta a las canchas y su debut en la Copa por México.

A pesar de ello, la base del primer equipo se mantuvo gracias al llamado de jugadores como Luis Romo, Rafael Baca, Yoshimar Yotún, Orbelín Pineda y Jonathan Rodríguez.

Problemas de contagios

Todo comenzó con los casos de Jonathan Rodríguez y Carlos Baca. Posteriormente se sumaron a ellos miembros de staff y en los últimos días se confirmó el positivo número 22.

A pesar de que actualmente no existen las condiciones para trasladarse y el constante ‘quédate en casa’ de las autoridades, la máquina optó por viajar para hacer su trabajo de pretemporada; el destino fue Juriquilla, Querétaro.

Llamó la atención que, tras confirmarse los contagios, las instalaciones donde entrenarían decidieron cerrarles las puertas y no permitirles el acceso.

Además, recibieron críticas a través de redes gracias a que Pablo Ceppelini publicó una foto donde se visualizaba el convivió en una alberca, sin las medidas de precaución. En la imagen se veía a Milton Caraglio, uno de los más recientes casos positivos.

También resultó llamativo que entre los convocados se encuentran Baca y ‘cabecita’ Rodríguez, quienes, aunque pasaron 16 días desde que se informó su estado de salud, se reportaron como recuperados.

Por ende, las bajas del equipo serán Jonathan Borja, Roberto Alvarado, Santiago Gimenez, Jesús Corona, Pablo Aguilar y Milton Caraglio.

Se llegó a decir que Cruz Azul dejaría su lugar en el torneo amistoso, pero el club declaró estar en condiciones de afrontarlo y seguirán las medidas pertinentes de las autoridades; sin embargo, eso no quita que malas decisiones llevaron a riesgos innecesarios.