Julio 12 del 2019, la ciudad de Barcelona amaneció con la noticia del fichaje de la “estrella” del Atlético de Madrid, Antoinne Griezman, mediapunta francés que también se desempeña como centro delantero. Campeón del Mundo en Rusia 2018, campeón de la Europa League y Super Copa de la UEFA en el 2018 con los “Colchoneros”.

Imagen: Mundo Deportivo

Depués de 5 años; 20,300 minutos de partido y más de 130 goles con los rojiblancos, ‘Grizzou’ llegaba al club catalán con una misión importante: aprender, comprender e imitar. Este fichaje se hizo con la intención de buscar un empujón anímico a la delantera culé, que no la había pasado nada bien luego del “Milagro de Anfield” cuando los Blaugranas se mostraron incapaces de marcar 1 solo gol en su visita al Liverpool, durante la vuelta de la semifinal de UEFA Champions League.

Ernesto Valverde aprobó su fichaje y lo vio con buenos ojos ante, el no tan lejano retiro de Leo Messi y Luis Suarez. Arrancó la Liga Santander y con ella arrancaban las ilusiones culés de la mano de su nuevo tridente ofensivo. Pero la adaptación de Antoine no ha sido facil, pues es media punta ofensivo del club, la misma posición en la que se desempeña Messi y el delantero centro titular es Luis Suarez. Por ende, Griezmann buscó otra posición en la cual pudiera tener minutos de juego (Lateral Izquierdo, donde tambien se desempeña su compatriota Ousmane Dembélé). Esta posición no le costó trabajo al iniciar la temporada, pues su primer encuentro en el Camp Nou significó su estreno en competiciones oficiales con el Barcelona, marcó su primer doblete ante el Real Betis Balompié el 25 de Agosto del 2019.

Desafortunadamente su buen rendimiento no tuvo la constancia que se esperaba por parte del cuerpo técnico, y si a esto le agregamos las grandes actuaciones de Ansu Fati con el Barcelona B y nos da como resultado la baja de juego del seleccionado francés.

La relación de Messi y Suárez ha sido buena desde la llegada del goleador charrúa al club catalán. Ambos se entienden de maravilla dentro y fuera del terreno de juego, esto lo podemos notar en el documental “Matchday” de Netflix, donde relatan la temporada 2018-2019 del FC Barcelona.

Sin embargo, la aceptación a Antoine por parte de ambas estrellas no se ha dado de manera fácil. Recordemos que Francia eliminó a la Argentina de Messi en Octavos de Final del mundial de 2018, Griezmann anotó el primero de los 4 goles galos. Mientras que, en los Cuartos de final, el francés también colaboró con la segunda anotación en la derrota uruguaya por 2-0. A esto le añadimos la polémica en la que se vio envuelto “el Principito” antes del mundial, cuando se especuló en diferentes medios deportivos que llegaría al FC Barcelona al terminar la justa mundialista. Pero, luego de ilusionar a los fans blaugranas, Grizi subió un video a sus redes sociales, diciendo que seguiría en el club de la capital española. Algo que aun no le perdonan los culés al francés.

Un año después, se anunció la despedida de Antoine con rumbo a Catalunya. Dejando furiosos a los fans colchoneros y sabiendo que los fans culés no estarían completamente felices, luego de haberlos dejado “como novios de rancho”.

Ahora si, se viene la opinión:

Antoinne Griezmann es un gran jugador, tiene tiro, velocidad y agilidad, pero su toma de decisiones no lo ha ayudado en el ámbito profesional. Si, quizá gane más dinero, quizá viva de mejor manera, pero en el terreno de juego está completamente perdido, en el Barcelona de Setién, parece que no hay cabida para Grizi. El Mister recibió al equipo a mediados de la temporada e intentó reestructurar al club con los mismos jugadores que recibió. Esta reestructuración le cayó bien al francés, pues sus minutos dentro de la competición no se han visto mermados.

El parón por pandemia no parece haberle caído nada bien al Principito, pues en los partidos que se han jugado luego de la reanudación de La Liga, pues en los 6 partidos que ha disputado como titular no ha podido anotar gol alguno. Y bueno, del equipo ni hablamos, cada vez se ve mas perdido dentro del terreno de juego, y los ánimos parecen ir empeorando conforme pasan las jornadas.

Para finalizar, les dejo 2 imágenes, cada una tendrá su contexto, omitiré la interpretación personal para no influir en su recepción de las imágenes:

Foto: AS

Imagen tomada en la pausa de hidratación durante el partido del FC Barcelona y el Atlético de Madrid

Foto: Movistar Deportes

Griezmann entra de cambio al minuto 90 del partido entre el Barcelona y el Atléti, Diego Simeone ve de cerca el momento del ingreso de su ex-jugador y parece morderse el labio.