Han pasado alrededor de 2 años de la participación de la selección Mexicana en el mundial de Rusia; todos a grandes expectativas le dábamos posibilidades de pasar rondas de octavos; lo cual cumplió.

En el partido contra la selección Alemana; el conjunto azteca hizo un juego perfecto, el marcador pudo haber sido más abultado, pero los balones de Layún solo quedaron en éso; la algarabía del pueblo nacional era única; la euforia se adueño dé las calles, mientras todos o casi todos le pedían perdón al tan reventado Juan Carlos Osorio, que solo era protegido por los jugadores a cambio de ciertas garantías.

Desde que el entrenador Colombiano tomó el timonel del Tri en Noviembre de 2015 las criticas no se hacían esperar, los fracasos llegaron : el 7-0 la humillación en Confederaciones, la ridícula eliminación vs Jamaica, todo eso le causó una gran presión; pero este señor siempre a su fiel estilo de vendedor de espejos sólo se escudaba en sus libros,pero en la cancha los resultados y la forma de jugar nunca se vio salvo esa tarde en Luzniki.

Las criticas cesaron durante el mundial, el triunfo ante Corea suavizó todo, pero la tensión vs Suecia en Ekaterimburgo hizo arder la concentración mexicana; ya que este señor a su estilo no tuvo los pantalones para prometer la titularidad a varios futbolistas (Jesus Corona),por citar a algunos, además de mentiroso era un traidor ; repitió su 11 y “A lo Panamá” se clasificó a octavos.

Pero este brillante señor que dijo después de ese partido contra los Suecos, a dar su mismo guion de siempre; a los jugadores los enalteció para el matar o morir pero el grupo no confiaba en él; él sentía capaz de ganarle a Brasil qué éso era posible; pero no tuvo los tanates para armar un cuadro competitivo y una forma de juego; se refugio en lo mismo de siempre, como víctima vendiendo humo; pero bien dicen la culpa no la tiene el indio sino quien lo hace compadre.

En Samara contra la pentacampeona el juego era obvió México no tenía con que competir; esté señor pensó que le estaba jugando a Curazao, la Selección no propuso nada ésa tarde; se perdió y la misma maldita excusa de siempre, pero ahora lavándose las manos de una responsabilidad total, le valió madres.

Las declaraciones del ex DT de la selección están fuera de momento; no las dijo cuando era el lugar perfecto hoy esas declaraciones suenan una persona que esta vulgarmente como se dice “ardida”

“Yo si estaba preparado para enfrentar a Brasil, los jugadores NO”

Él sí estaba preparado; perfecto! para ganarle a Brasil necesitaba a jugadores top para competir al menos; que poca memoria tiene este tipo; se acuerdan cuándo este cabeza hueca se atrevió a decir que el Tecatito Corona tenia el mismo nivel que Neymar ¿No les parece absurdo?

Sus lapiceros de colores y apuntes solo eran castillos en el aire; las rotaciones solo simples placebos para alimentar su ego y el propio morbo del aficionado, todos somos perdedores excepto ¡ÉL!

La Federación se equivocó en traer un tipo cómo él; no le aportó mucho al futbol mexicano; hoy su personalidad ha salido a la luz, rompió códigos de equipo, su vida personal nos vale madre; no molesta que nos remarque el nivel de los jugadores ese no es el problemas aquí el problema es su incongruencia de las declaraciones con lo que vocifero por años.

¿ Y sus camisas cero excusas? al final si las tuvo este señor.