Foto: @mclaren

Por: Antonio Rodz Daumas

El “Gran Circo” se llenó de incertidumbre a unas cuantas horas de que comenzara la actividad en pista en lo que sería la primera carrera de la temporada, luego de que ocho miembros del paddock fueron sometidos a pruebas de COVID-19, de las cuales, siete de ellas habrían resultado negativas. Sin embargo, el día de ayer, el equipo de McLaren anunció que no participaría en el Gran Premio de Australia, tras confirmar que uno de sus mecánicos diera positiva la prueba por coronavirus.

Luego del pronunciamiento del equipo inglés, se inició una reunión cumbre entre los jefes de los equipos, la FIA, la F1 y la Australian Grand Prix Corporation (AGPC), en la que se debatió si seguir adelante con el evento, cosa que la mayoría de las escuderías no estuvieron de acuerdo.

Finalmente, después de horas de incertidumbre y luego de que el propio gobierno de Victoria dejara de dar acceso a los aficionados al Albert Park, se llegó el comunicado oficial por parte de la FIA y la Formula 1 de no llevar acabo la primera ronda de la temporada 2020, la cual se sumaba al Gran Premio de China el cual fue aplazado por el mismo tema del coronavirus.

“La Fórmula 1 y la FIA, con el pleno apoyo de la Australian Grand Prix Corporation (AGPC), han tomado la decisión de que se cancele toda la actividad de la Fórmula 1 para el Gran Premio de Australia.” , anunció la cuenta oficial de la F1 en Twitter.