Por: Francisco Rodríguez

El partido de la jornada número 8 sin duda alguna era el Clásico Tapatío, Guadalajara recibiendo al Atlas en el Akron, equipos en puestos de Liguilla y la afición poniéndole sabor, alimentaba la esperanza que viéramos un duelo atractivo entre ambas escuadras.

El primer tiempo, el juego fue muy trabado, el medio campo de ambos equipos se encargó de meter duro la pierna haciendo un Clásico Tapatío más de garra, pero Atlas fue dominador teniendo tres llegadas de peligro que Blanca Félix logró neutralizar, por su parte Chivas sólo llegó una vez, pero se quedó a nada de abrir el marcador, teniendo la llegada más peligrosa de la primera mitad.

Tras el descanso, Guadalajara salió con todo el ímpetu posible y ahogo en presión a las Rojinegras del Atlas, llegó por todos lados pero no logró concretar ninguna oportunidad.
Atlas se recuperó del difícil inicio y en un tiro de esquina al minuto 29 del segundo tiempo logró ponerse en ventaja y golpear el ánimo Rojiblanco.
Cuando todavía no se recuperaba Chivas del primer gol delas Rojinegras, cayó el segundo y definitivo al minuto 31, dejando las aspiraciones de Chivas liquidadas.
Atlas se dedico a pasear el balón sobre el tramo final del encuentro y tras el silbatazo final, se dirigieron a celebrar con su afición.
Con este resultado, Atlas comparte el liderato general de la competencia con 19 unidades, empatadas con Tigres, mientras que Chivas se quedó con un 12 puntos y se quedó en el sexto lugar general