Por: Omar Núñez Franco 

Tres, ya son tres victorias de manera consecutiva para los cementeros, la victima esta vez fueron los Tigres del “Tuca”. Con un toque de suerte y una excelente participación de Jesús Corona, Cruz Azul hizo pesar el estadio azteca y sumo su cuarta victoria en el torneo, para escalar a la tercera posición en la tabla general. 

Un encuentro disputado, cerrado, intenso, con dos grandes equipos. El primer tanto llego por parte de Luis Romo en una jugada a balón parado para adelantar a los celestes de manera muy temprana en el encuentro, desde el minuto 7 la máquina ya estaba arriba en el marcador, lo que provoco que Tigres buscara el empate de manera furiosa sin embargo, la gran actuación de Jesús Corona impidió el empate en el primer tiempo. 

Ya para la segunda mitad el juego siguió cerrado y muy disputado, la presión alta y la búsqueda del segundo tantoprovoco un contragolpe felino, tomando mal parada a la defensa celeste para lograr el empate a cargo del ex cruzazulino, Javier Aquino, mismo que beso el escudo Tigre enfrente de la afición que lo vio nacer como profesional. 

Todo parecía indicar que el encuentro terminaría con un punto para cada escuadra, todo lo indicaba, hasta que al minuto 80 con un toque de extrema fortuna, (una fortuna que normalmente no le sonríe al cuadro azul) Adrián Aldrete disparo, y tras un desvió de la barrera tigre, el balón se fue al arco y dio el gol del gane. 

Con esto Cruz Azul ya empieza a dar muestras de un equipo serio, sobrio y ecuánime, preparado para lo que venga y quien venga. Por el momento estará en el tercer lugar general, hoy cruz azul sigue ganando y sigue ilusionando a su fiel afición.