Poner en alto el nombre de nuestro país en el fútbol extranjero no resulta fácil; más de cincuenta connacionales aceptaron el reto y para ello se repartieron entre diecisiete países  

Por: Iñaqui Sanromán

Ciudad de México. – Con Raúl Jiménez y Jesús Corona como estandartes, el fútbol mexicano cuenta con más de diez representantes activos en las ligas más importantes del viejo continente.

Sin embargo, también hay jugadores con experiencia en segunda división o jóvenes promesas en categorías inferiores.   

Participación en Champions

Son pocos los jugadores que se encuentran en equipos que disputaron o que tienen posibilidades de jugar Champions o Europa League. Únicamente dos mexicanos están octavos de final del torneo más importante a nivel de clubes: Héctor Herrera con el Atlético de Mádrid e Hirving Lozano con el Napoli.  

Por su parte, el ex jugador del Pachuca poco a poco se hizo un lugar en el cuadro colchonero. En total tiene 19 partidos entre Champions y Liga, colaboró con un gol y una asistencia.

Caso contrario al del ‘Chucky’ Lozano, quien tras salir del PSV con la intención de trascender en su carrera, se atoró en la banca del conjunto italiano.

Después de hacer 21 goles en 40 partidos la temporada pasada, el extremo mexicano lleva solo tres desde que arribó a Italia. Disputó 22 encuentros, pero solo ocho los inició como titular.  

En cuanto a la Europa League, la insignia tricolor tiene dos representantes: Raúl Jiménez y Edson Álvarez. Con los Wolves, el ex americanista es pieza fundamental. Esta temporada lleva 20 goles y con eso se convirtió en el máximo goleador en la historia del club.  

Otro canterano águila que se mudó al futbol europeo fue Álvarez. El mediocampista de 22 años rota en la plantilla del Ajax, pero suma diez partidos en liga y dos goles en competencias europeas.  

Equipos ‘media tabla’  

Aunque no aspiran o no alcanzan a estar en lugares importantes -incluso algunos pelean por no descender-, hay jugadores mexicanos que se mantienen como pilares en sus respectivos equipos.

Uno de ellos sería Andrés Guardado. El mediocampista de 33 años tiene 17 partidos como titular en la liga española y funge como guía para el joven Diego Lainez, quien busca hacerse un lugar en el equipo bético.  

En la misma liga está Néstor Araujo, aunque en una situación completamente diferente. Como defensa central del Celta de Vigo, el ex de Santos Laguna ha disputado 19 partidos como titular, pero su equipo está en el penúltimo lugar de la tabla.  

Por otra parte, Jesús el ‘Tecatito’ Corona y el Porto no pasaron la fase previa de Champions y luchan con el Benfica por el liderato en Portugal. El mexicano influye en la producción ofensiva de su equipo, pues es el segundo máximo asistente de la liga con siete pases de gol.  

Erick Gutiérrez es otro de los que se quedaron fuera de competencias europeas desde muy temprano. Además, el PSV es quinto en la Eredivise.

También está Omar Govea. En Bélgica juega para el Zulte Waregem, tiene 25 partidos como titular y acumula cinco goles. Su equipo se encuentra en la séptima posición.  

‘Relegados’  

Otra categoría de futbolistas mexicanos en Europa es para aquellos que tuvieron una etapa en la Liga MX y terminaron en el extranjero por falta de oportunidades o decisión personal. 

Entre ellos están Jehu Chiapas, Néstor Calderón, Jorge Enríquez y Kristián Álvarez, quienes juegan para el Salamanca en la segunda división española.  

El bicampeón del fútbol mexicano, Efraín Juárez, juega para el Valerenga de Noruega. Además, el medallista olímpico en Londres 2012, Darvin Chavez, reside y juega en Finlandia.  

Jóvenes y desconocidos  

Por último, nos encontramos con la sección de los veteranos poco conocidos y los jóvenes promesas que se forjan en divisiones inferiores. 

Hay tres en el Wolfsburgo, siete juegan en Andorra, 29 entre la segunda y la tercera división de España, tres en suiza, entre otros. Aunado a esto, equipos como Porto, PSV y Ajax cuentan con mexicanos en sus canteras.