Por: Omar Núñez

De la mano de Elias Hernández y “cabecita” Rodríguez, Cruz azul se reencontró con su mejor juego para sumar sus primeros puntos en este clausura 2020.

Con un estadio semi vació los celestes dieron uno de sus mejores partidos y concretaron una goleada ante un rival de peso, desde el comienzo del encuentro, el conjunto de Siboldi se vio agresivo y con deseos de por fin obtener una victoria. Todo comenzó de manera inmediata cuando al arranque del encuentro, Roberto Alvarado robo un balón en la salida del conjunto lagunero para servirle el balón a Rodríguez y poner el 1-0.

La máquina se vio superior desde el inicio, parecía un equipo distinto al de las últimas dos jornadas, más sobrio pero sobre todo más completo y organizado, fue tanto el dominio que al menos el primer tiempo debió tener un marcador más holgado para los celestes. 

Ya para la segunda mitad, Cruz Azul golpeo de igual manera en los primeros minutos, con un golazo de Elias Hernández al minuto 5 del segundo tiempo, para dar más confianza y seguridad a la máquina. El cuadro lagunero intento acercarse en el marcador, buscando adelantar líneas, cosa que entre el poste y Jesús Corona, negaron para los de la comarca. 

El último gol celeste fue a cargo de uno de sus refuerzos, Luis Romo marco al 79 para sentenciar el partido y otorgar la primera victoria del cuadro azul. Esta victoria ha marcado un respiro para Robert Dante Siboldi, un respiro que le dará más oportunidad de trabajar, con confianza y tranquilidad. 

Cruz azul ha despertado, la maquina ha dicho presente, con los refuerzos en puerta y con los lesionados recuperándose, Cruz Azul levanta la mano en el torneo.