Una expulsión polémica modificó el partido y afectó a los felinos, pero dos penales durante la segunda mitad dan vida a la eliminatoria

Por Iñaqui Sanromán

Ciudad de México. – La ida de los octavos de final en la Copa MX concluyó con la victoria de Santos 4-2 sobre los Pumas. Sin embargo, los goles de la escuadra universitaria fungen como oxígeno que da vida para el partido de vuelta.

‘Sacrificio’ de cantera

El factor más determinante del encuentro fue la temprana expulsión del canterano Jesús Rivas. Cuando el reloj marcaba 13 minutos y tras un inicio errático de ambos equipos, Martín Barragán impidió el gol de los locales con la mano.

La confusión invadió la cancha. El árbitro marcó penal inmediatamente, pero no pudo determinar al infractor a la misma velocidad. Con auxilio del abanderado, después de varios minutos, el central sacó tarjeta roja al lateral izquierdo de 17 años.

Tras reclamar, salió de la cancha envuelto en lagrimas. Barragán continuó en el terreno de juego y no evitó la secuencia de la injusticia.

Diez contra Once

Las riendas pasaron a ser dominio de los guerreros. Aunque Lozano falló el subsecuente penal, buscaron marcar la diferencia en el marcador. Pumas quiso contrarrestarlo con un cambio, salió Sebastián Saucedo para dar lugar a Jerónimo Rodríguez.

Cinco minutos después, Eduardo Aguirre anotó el primer gol de partido con un remate de cabeza tras el desborde de Carlos Orrantía. Aunque estuvieron encima, el segundo gol llegó hasta el segundo tiempo. Ahora fue Aguirre quien asistió a Rivero para que el uruguayo cruzara su disparo.

Al 60, nuevamente un centro de Orrantía culminó con una buena definición del ex atlista. Seis minutos más tarde, el doblete de Aguirre apareció y ya eran cuatro de diferencia.

La reacción felina

A pesar de tener un jugador menos y caer por goleada, los universitarios continuaron en la búsqueda de un gol. Poco después, durante un tiro libre, un empujón en el área se sancionó como penal.

Marco García lo cobró de buena manera. Tras esto, Pumas no concretaba sus jugadas. Al llegar a los minutos finales, un mal rechace del portero a un remate de chilena terminó en pies de Brian Mendoza, quien buscó encarar y cayó en el área.

Nuevamente penal, parte de un doble error del arquero. Víctor Malcorra lo convirtió en el último gol del encuentro.

Barragán

El delantero mexicano fue tendencia en redes sociales durante la noche del 22 de enero. Las lágrimas de su compañero despertaron los reclamos de la afición, quienes le cuestionaban su falta de sinceridad en el acto.

Como respuesta, Barragán publicó un comunicado en sus redes sociales la tarde del día siguiente. “Estoy a disposición de la Comisión Disciplinaria”, se puede leer en su declaración.

La vuelta

El cierre de esta eliminatoria tendrá lugar el 29 de enero, en el Estadio Universitario, a las 19:00 horas.

Dato: Pumas, en tres partidos, acumula ocho goles a favor y nueve en contra.