Por: Jorge Barco/@jorgebarcoga

La década está a punto de llegar a su fin, sin embargo, nos quedará el recuerdo de 10 fabulosos años del mejor tenis del mundo.

En este espacio, repasaremos los acontecimientos más importantes de la década en el deporte blanco, así como los mejores jugadores, los récords batidos, las más grandes estrellas, entre otras cosas.

En primer lugar, Roger Federer y Rafael Nadal, quienes ya eran grandes referentes de este deporte a partir de la década de los 2000, agrandaron su leyenda en esta década ya que el suizo logró 42 títulos, entre estos, 5 Grand Slams, 12 Masters 1000, una medalla de plata Olímpica y dos ATP Finals.

Por otra parte, el balear se consagró en estos diez años con 48 títulos, entre lo más destacado, 13 Grand Slams, 20 trofeos de Masters 1000, dos Copa Davis y una medalla de oro Olímpica en la modalidad de dobles. Además, el español fue el único jugador que no salió del top 10 en toda la década.

Sin embargo, esta década fue dominada por el serbio, Novak Djokovic, quien fue el tenista más ganador de estos diez años, conquistó 61 títulos, entre ellos 15 trofeos de Grand Slams, 29 Masters 1000, una Copa Davis y cuatro Finales de la ATP.

A pesar del gran dominio del “Big 3” dentro del circuito, no fueron los únicos jugadores que consiguieron títulos de Grand Slam.

Se une a la lista el británico Andy Murray, quien consiguió tres títulos de Grand Slam y 10 de Masters 1000. Además de convertirse en el primer jugador británico en ser número uno en singles, el primer tenista en la historia en lograr dos medallas de oro Olímpicas en individuales y en el primer británico en consagrarse en Wimbledon en 77 años.

Otro de los jugadores más destacados de la década fue el suizo Stan Wawrinka, quien consiguió 15 títulos, entre lo más destacado se consagró con 3 Grand Slams y un Masters 1000.

Entre estos cinco jugadores consiguieron ganar 39 de los 40 torneos de Grand Slam jugados en estos diez años, el único tenista en lograr un Grand Slam fuera de este exitoso quinteto fue el croata, Marin Cilic quien se consagró en el US Open 2013.

Esta emotiva década también nos ha dejado inmemorables récords, el más destacado fue:

El partido más largo de la historia, el cual fue protagonizado por John Isner y Nicolas Mahut. Ocurrió en la primera ronda de Wimbledon 2010 y se logró un tiempo de 11 horas y 5 minutos, con un resultado de 70-68 para Isner en el quinto set. En ese mismo juego se rompió el récord de más Aces en la historia, con 113 para el norteamericano y 103 para el francés.

En México, pudimos presenciar ‘The Greatest Match’ un partido de exhibición protagonizado por Roger Federer y Alexander Zverev en la Plaza de Toros México, encuentro que logró una entrada de 42,517 personas, máximo récord de asistencia en un partido de exhibición en la historia.

Sin duda, esta década ha sido de las mejores de la historia del tenis, ya que nos ha dejado innumerables emociones, alegrías, tristezas y podemos sentirnos afortunados por disfrutar de los mejores en la historia de este deporte.