Llegó el invierno y junto con él, los movimientos en la agencia libre de la MLB. Los Yankees de Nueva York esperaron poco para hacer notar su poderío económico; el extraodinario pitcher, Gerrit Cole, firmó con los Bombarderos del Bronx por 324 millones de dólares con una duración de nueve años, para convertirse en el pitcher mejor pagado de la historia.

cole

El lanzador, fue seleccionado en el draft amateur en 2008 por los Yankees; después, en el draft del deporte colegial al profesional, fueron los Pirates de Pittsburgh quienes lo eligieron para representar a la franquicia del 2013 al 2017. Mas tarde, los Astros lo firmaron por dos años.

Tras siete temporadas en las Grandes Ligas, el egresado de la Universidad de California en Los Angeles (UCLA) militará en el equipo más ganador de la historia, con 27 títulos de Serie Mundial. Además debido a una vieja tradición, el pelotero deberá cortarse el cabello y afeitarse para poder desfilar con el tan ansiado uniforme de rayas.

Otro de las interesantes adquisiciones fue la del formado en los Nationals de Washington y elegido en 2011 pero debutado en 2013,  Anthony Rendón; quien tras una espectacular campaña y una mejor postemporada dejó impactados a muchos equipos, entre ellos los Angels de Los Angeles, donde firmó por 245 millones de dólares a lo largo de los siete años de su contrato.rendon

También a inicios de la semana, el MVP de la Serie Mundial pasada, Stephen Strasburg renovó contrato con el equipo que lo ha visto crecer, los Nationals. La franquicia le ofreció 245 millones de dólares por vestir siete años más la camiseta de la capital estadounidense.

Aunque hay contrataciones muy interesantes como la de Mike Moustakas con los Reds, Z Zach Wheeler con los Phillies, el canje de Tommy Pham a los Padres y Hunter Renfroe a los Rays o la renovación de contrato de Brett Gardner; los jugosos y millonarios acuerdos son los que acaparan la atención de los aficionados.

Los tres contratos importantes en esta temporada invernal han venido en esta semana y también han venido de la misma oficina de “management”, Scott Boras negoció para que los tres agentes libres más importantes llegarán con tratos históricos, en menos de cinco días el señor acordó más de 800 millones en los contratos.