Por la vía de las tarjetas, Joshua destrona a Ruiz

Por Ivétte Méndez

Ciudad de México. A 7 de septiembre del 2019.- No hay fecha que no llegue y plazo que no se cumpla; este sábado en la Diriyah Arena, en Arabia Saudita, ante más de 15 mil personas se llevó acabo la pelea de revancha entre Andy Ruiz y Anthony Joshua, por los títulos de Campeón Mundial de Peso Pesado de la Federación Internacional de Boxeo, Asociación Mundial de Boxeo y la Organización Mundial de Boxeo. El púgil inglés llegaba con hambre de triunfo, donde a toda costa buscaría regresar a la cima de la división y recuperar lo que le fue arrebatado ese pasado 1° de junio, y en efecto así fue, Joshua se impuso por la vía de la decisión unánime y destronó al mexicano de los fajínes.

LA CEREMONIA

Alrededor de las 15:00 horas del Centro de México, se dio inicio a la ceremonia protocolaria de la pelea. El primero en salir fue Anthony Joshua, quien lució arropado por la afición que se dio cita en el inmueble. Después, Andy Ruiz hizo su andar al cuadrilátero en medio de un mar de opiniones divididas.

LA PELEA

¡Campana, campanazo!

Las emociones del primer round comenzaron a favor del inglés, puesto que este se fue rápidamente a marcar distancia mediante su jab. La estrategia era clara, evitar el cuerpo a cuerpo para poder salir avante. Ruiz titubeante trató de recortar el juego de pies de su rival, sabía que no podía permitir ser sorprendido en el amanecer de la contienda. Sin embargo, un descuido del mexicano le propició recibir un volado de derecha que le provocó un corte en la ceja izquierda.

En el segundo asalto, Joshua salió a proponer las acciones. Inmediatamente el recto de derecha volvió a causar mella sobre la herida de Andy, éste siguió atacando y aprovechó la oportunidad para repetir la dosis. Este hecho provocó molestia en el de raíces mexicanas optando por impactar con jab y recto, enseguida lo ligó con un volado de derecha que también ocasionó un corte en el ojo del británico.

El tercer episodio continuó con la misma tónica, Anthony yendo hacia delante con el uno dos. Andy parecía animarse, los volados hicieron su aparición y lastimosamente no encontraron destino.

Este cuarto episodio parecía ser una calca del anterior, el púgil inglés marcando distancia mediante su jab. Estaba cerca de agotarse el tiempo cuando Ruiz con más corazón que con ideas, logró una combinación que fue rematada con un ‘upper’ para mecerle la cabeza a Joshua.

Fue en el quinto round cuando por primera vez se registró un golpe al cuerpo de ‘Destroyer’ y el británico retrocedió aplicando el famoso “entra y salgo”. El empleo de jab’s siguió dominando, hasta finalizar el capítulo. El sexto y séptimo se siguió la misma línea, un Joshua utilizando la distancia larga y evitando los pocos embates lanzados por su oponente.

Una leve mejoría de Ruiz en el octavo episodio prendió la esperanza en su esquina, cuando este pudo conectar una doble derecha. Con el avanzar del reloj y de los round’s Anthony inclinó la balanza a su favor y nos fuimos a las tarjetas.

LA DECISIÓN

Mediante el criterio de los jueces se arrojaron tarjetas de 119-109, 118-110 y 118-110, para decretar como ganador y nuevo campeón por la vía de la decisión unánime a Anthony Joshua.