Sin duda cada temporada durante la última década, uno de los equipos que si o sí estén presentes en liguilla es Tigres, los dirigidos por Ricardo Ferretti a lo largo de los últimos años han sabido desarrollar y mantener un estilo de juego bastante específico.

Este torneo no podía ser la excepción para el equipo regio y aún menos con las condiciones actuales, siendo los campeones y tratando de defender el mismo a capa y espada, sobre todo en la fase final, en liguilla que es donde se vuelven más peligrosos.

Los felinos a lo largo del torneo principalmente sus encuentros en casa es donde fueron más peligrosos, y aunque tuvieron una pequeña laguna a mitad del torneo con una serie de empates, sin embargo para el cierre del torneo no tuvieron mayor problema e incluso tras una combinación de resultaron terminaron el torneo en 3er lugar de la tabla general.

Para la liguilla tuvieron la noticia de una baja bastante fuerte para el cuadro titular: su portero Nahuel Guzmán, quien se espera que al menos para la serie de cuartos de final no esté disponible para jugar.

Sin embargo, y si bien la defensa de Tigres fue la mejor del torneo, se espera que para esta liguilla se vea un Tigres más ofensivo, a lo largo del torneo Ferretti hablaba de contundencia y de ser más efectivos en las ocasiones a gol así que en definitiva trabajarán en eso.

Para lo anterior una pieza clave sin duda va a ser el francés André Pierre Gignac que a lo largo del torneo ha demostrado que perfectamente puede cargar con el peso del equipo sobre sus hombros y llevarlos a conseguir la victoria con los tantos necesarios.

Sin duda Tigres es sólido candidato a poder pelear por el título y para los felinos es factible conseguir el poco común bicampeonato que les consolide la gran década que tuvieron de fútbol y que los llevó a que los reflectores de mucha prensa nacional e internacional.