Por: José Manuel Ramírez

El torneo del América ha sido muy raro desde que inició hasta el momento donde pelean los cuartos de final de la Liguilla del Apertura 2019.

La pretemporada en el club fue diferente, muchas bajas y ventas se dieron, primero salió Oribe Peralta a Chivas y Edson Álvarez al Ajax mientras que las llegadas tampoco se hicieron esperar.Giovani Dos Santos llegó al América siendo el refuerzo bomba del torneo junto con Leonel López y Rubén González.

El sábado 20 de julio, el Estadio Azteca dió inicio a una nueva era de Miguel Herrera en el Club América y empezó bien, con victoria de 4-2 sobre Monterrey.

Parecía un gran torneo, arrancaba bien pero los problemas se empezaron a dar cuando las ofertas por clubes europeos llegaron al Nido de Coapa.

Agustín Marchesín y Matheus Uribe volaron directo a Portugal para fichar por el Porto y Jérémy Ménez rescindió su contrato y esto obligaba al América a buscar gente nueva.

El Piojo rápidamente buscó piezas que taparan esas tres bajas y en tan solo días se dió el regreso de Guillermo Ochoa al club, otro refuerzo bomba para las Águilas.Semanas después llegó el paraguayo Richard Sanchez y el uruguayo Federico Viñas a préstamo por la lesión de Nicolás Castillo que fue baja durante dos meses.

Acabó el torneo regular para el América con 31 puntos y situados en sexta posición, raro para ellos por que esperaban acabar en mejor lugar de la tabla.Acabo la fase regular y empezó la Liguilla, esta vez el rival fue Tigres, una tarea complicada para las Águilas de Miguel Herrera.

Y así fue, Tigres visitó el Estadio Azteca y logró sacar una victoria muy valiosa por 2-1 ante el América.El conjunto azulcrema podría despedirse del torneo el domingo cuando jueguen la vuelta de los cuartos final en el Estadio Universitario frente a los Tigres.