El último encuentro de la ida en los cuartos de final de la liguilla en el torneo mexicano se llevó a cabo.

América recibió en el estadio Azteca a Tigres, en un partido que tenía bastantes reflectores al ser uno de los dueños más atractivos de esta ronda.

El encuebtro inició a las 9 de la noche y las acciones los primeros 30 minutos fueron bastante tranquilos y con muy pocas emociones, los equipos comenzaban a analizar al rival dentro del terreno de juego y por lo mismo no había mucho peligro en los arcos.

Fue hasta la recta final del primer tiempo cuando el grito de gol se hizo presente, con el remate de fuera del área tras el rechace del portero felino, consiguió Richard Sánchez el primer tanto del encuentro al minuto 39.

Para la segunda mitad Tigres buscaba reaccionar, y poder remontar ese marcador en contra. Esta situación se daría a partir del minuto 50 cuando Pizarro anotó el primer gol para Tigres y así se empató el juego.

Los minutos avanzaron y se puso más interesante el encuentro ya que al minuto 67 tras una falta cometida dentro del área y luego de repetir el cobro, Gignac fue el encargado de cobrar un tiro penal a su favor en ambas ocasiones y anotar, para así darle la ventaja a los felinos en el marcador, con goles de visitante y pensando en un empate global, mejor posición en la tabla.

El resto del encuentro tuvo acciones en las que América intentó empatar, sin embargo este tanto no llegó y entre polémicas, revisiones en el VAR y los cambios, los minutos finales avanzaron.

El marcador final fue un 1-2 a favor en muchos aspectos para Tigres y la vuelta se jugará el próximo domingo a las 9 de la noche en el estadio Universitario de San Nicolás de los Garza, Nuevo León.