Por: Yunuen Ortiz

Por primera vez este miércoles en la Liga MX y en Cuartos de Final del Apertura 2019, el árbitro central detuvo un partido por gritos homofóbicos en las gradas del Estadio Morelos durante el encuentro entre Morelia y León.

Durante los despejes de Cota se escuchó en diversas ocasiones el grito homofóbico, por lo que se implementó el protocolo de llamada de atención por parte del sonido local al 85’, posteriormente se volvió a escuchar en el último minuto del encuentro, y fue cuando José Alfredo Peñaloza decidió detener el partido mandando a los jugadores al banquillo.

Si hubieran continuado los gritos, el árbitro central podría haber suspendido el duelo definitivamente. El encuentro terminó 3-3, tras el empate de Morelia en el tiempo agregado, por lo que el Semifinalista se decidirá en León el sábado.