Por: José Manuel Ramírez

La selección brasileña, anfitriona del Mundial vence 2-1 a México y levanta su cuarta copa del Mundo ante su gente.

El estadio Bezerrao de Brasil no iba a ser un escenario dramático con su afición, la Copa del Mundo sub 17 es de la scratch do Ouro.

La final de principio a fin fue de la Canarinha, pero México sorprendió con un cabezazo de Bryan González que hacia soñar a México con el Mundial (65′).

Brasil seguía dominando el partido, esta vez con ayuda del VAR se marcó un penal a su favor y Kaio Jorge no lo desaprovechó y puso el 1-1 (84′).

A falta de dos minutos del final, el recién ingresado Lazaro Vinicius anotó el 2-1 y catapultó toda esperanza mexicana para levantar una nueva Copa del Mundo (92′).