“Soy el mejor cornerback de la liga”, estas fueron la palabras de Richard Sherman, después de que Seattle venciera a San Francisco en la final de Conferencia en 2014. Ambos equipos protagonizarán el Monday Night de la semana 10 de la NFL.

La rivalidad dentro del Oeste de la Liga Americana por fin ha vuelto a tomar importancia, el Levis Stadium presenciará un digno duelo de playoffs entre los 49ers con récord de 8-0 y los Seahawks con récord de 7-2; primera vez desde 2014 que ambas franquicias se enfrentan con récord ganador.

“Ellos han logrado demasiado en tan poco tiempo, la verdad es que Kyle hizo un estupendo trabajo para llegar hasta este punto”, declaró para CBS Pete Caroll, Head Coach de Seattle.

Por otro lado, será la primera vez que la estrella y quarterback del equipo de la bahía, Jimmy Garappolo enfrente al conjunto de Russell Wilson, quien posee una hegemonía ante ellos de 12-3, incluyendo postemporada.

Wilson, quien es el mejor mariscal de campo de la liga, tendrá una dura prueba ante la mejor defensa de la temporada. Sin embargo, hay ciertas lagunas que puede aprovechar el experimentado y cinco veces llamado al Pro-Bowl.

La ausencia del linebacker Kwon Alexander seguro pesará lo que resta de la temporada para San Francisco, aunque el novato Dree Greenlaw lo sustituirá no será la misma confianza para el equipo.

La semana pasada Seattle demostró tener un backfield de primer nivel, pues Chris Carson y Rashad Penny se combinaron para registrar 145 yardas por tierra ante la mejor defensa terrestre de la liga; algo que buscarán repetir en este encuentro.

Aunque por el lado contrario, Jimmy G cuenta con el mejor equipo de corredores de la liga; con Tevin Coleman, Matt Breida, Alex Monstert y Jeff Wilson Jr. seguro intentarán vencer a la dura defensa terrestre de Seattle.

La debilidad número 1 de los Seahawks es la defensa aérea pues ha permitido más de 300 yardas por pase en cuatro partidos, siendo posicionada en la vigésima octava en el mismo rubro.

Aunque las líneas de apuesta dan como favorito a los 49ers por seis puntos, seguramente será un duelo cerrado, digno de un Monday Night Football.