Culminó una semana más, la NFL cerró la mitad de su temporada con el encuentro de lunes por la noche entre Cowboys y Gigants en el Metlife de Nueva York.

El primer cuarto de este encuentro fue algo inesperado, ya quee la primer jugada del encuentro fue una intercepcion a Prescott,dm dicha intercepcion le salió barata a los visitantes porque de ahí sólo sacaron 3 puntos los gigantes, en la siguiente serie Cowboys empató el marcador y siguió el partido.

Las impresiciones fueron de lo más destacado en el partido, sin embargo los errores de uno u otro lado, no costaban tanto en el marcador y al medio tiempo se fue un sorpresivo marcador de 13-12 a favor de los Cowboys.

Para la segunda mitad la historia fue completamente diferente, sólo fue cuestión de tiempo, de minutos para que todo el encuentro se fuera a favor de los texanos y en el marcador esto se viera reflejado.

Sin tener una noche específicamente brillante los números de Dak fueron 22/35 pases, 235 yardas, 3 pases para TD y 1 intercepcion, le bastó de sobremanera para vencer a unos Gigants en evidente reconstrucción.

Con 26/41 pases, 210 yardas, 1 TD y 1 intercepcion, Daniel Jones y compañía sufren una derrota más con lo que llegan a un récord de 2-7.

El marcador final de este partido tuvo un contundente 37-18 a favor de Cowboys, que tras su semana de descanso, regresan a la acción en un partido con triunfo, sin embargo con diversos puntos también a mejorar ya que sigue habiendo detalles a mejorar y no se le vienen partidos sencillos a los Vaqueros.