Por: Jorge Barco/@jorgebarcoga

Luego de rescatar el empate en la jornada 17, los Pumas se alejan cada vez más de su clasificación a la Fiesta Grande del fútbol mexicano.

Los del pedregal se posicionan como novenos en la tabla, sin embargo para poder clasificar a la liguilla ya no dependerán de ellos, además de que tendrán que esperar otras combinaciones de resultados.

Los Auriazules para colarse a la liguilla necesitan: Ganar sus dos encuentros restantes para llegar a 28 puntos, aunado a esto, tendrán que esperar a que Monterrey pierda o empate por lo menos uno de sus tres partidos y que Morelia y Tijuana no alcancen las 28 unidades.

Otro escenario posible para los universitarios es que, en caso de empatar un partido y ganar otro, tendrán que esperar a que Morelia y Tijuana pierdan dos de sus tres encuentros restantes y que Monterrey pierda uno.