Foto: (@MLB) en Twitter.

Houston, Texas, a 30 de octubre 2019

Por: Javier Peña

Astros de Houston y Nacionales de Washington, se enfrentaron en el juego 6 del Clásico de Otoño, los Nats regalandónos la noche del martes un aútentico juego de ensueño, poniendo aún más cerrada y candente la disputa por la corona, emparejando la serie por 3 juegos para cada bando, luego de vencer por score final de 7 carreras por 2 a Astros.

LAS ACCIONES

Sin partir como favoritos y mentalizados de una posible o no posible eliminación, los Nats de Washington plantaron cara en el Minute Maid Park, así como en el primero de la serie, demostrando ampliamente en la pizarra y en el juego, que fueron más que su rival, de la mano de su lanzador Stephen Strasburg, neutralizando los bateos y apoyando a su ofensiva con tres home runs.

Trea Turner abrió el primer saque del juego con un sencillo, Adam Eaton lo posicionó con un batazo de sacrificio y Anthony Rendon se mandó la primera del juego con un sencillo, para irse al frente en la pizarra los Nats. Pero, vendría un batazo de sacrificio de José Altuve y posteriormente un home run de Alex Bregman, para darle voltereta al juego.

Tras eso, Strasburg se consolido para adjuntar 8.1 entradas de 2 carreras, con 5 hits y vacunando a 7 contrarios.

Foto: (@MLB) en Twitter.

Sudando la gota gorda, Verlander saqueó tres ceros en fila, hasta que la ofensiva de Washington apretaría en la quinta entrada. Eaton apenas en el segundo pitcheo bajo su turno, para mandar la bolita al jardín izquierdo. Después vendría Juan Soto, quién luego de un out, convertiría un imparable al jardín derecho y los Nats nuevamente daban voltereta a la pizarra.

Rendon sería el encargado de finiquitar el sexto juego en su favor, luego de trazar un home run con dos carreras, mientras en la novena entrada, con corredores en segunda y tercera base, pegando un doble, para dejar solos los colchones y así se concretaría el séptimo juego.

Foto: (@MLB) en Twitter.

LOS DATOS

Con la victoria sellada, Stephen Strasburg se convierte apenas en el tercer lanzador en registrar cinco triunfos en una postemporada, sólo por detrás de Francisco “Kid” Rodríguez (2002) y el Salón de la Fama, Randy Johnson (2001).

En el otro frente, Justin Verlander cargó con la derrota, misma que representa su sexta caída en un juego de Clásico de Otoño sin haber triunfado nunca en la máxima instancia por el título de las Grandes Ligas.