Los Nationals de Washington lograron vencer a domicilio 6-2 y en siete juegos a los Astros de Houston, con una soberbia actuación por parte de su ofensiva y una gran salida del pitcher Max Scherzer.

Tras una difícil primera entrada para los visitantes, puesto que se pusieron abajo en el marcador temprano y después en la quinta entrada se fueron 2-0.

Hasta ese momento el pitcher abridor de Houston había estado excelente, pero en la séptima entrada Anthony Rendón conectó home run solitario para poner la primera carrera para los Nationals. Dos turnos después vino Kendrick para remontar 3-2 con un cuadrangular de dos carreras.

A partir de ahí todo torno a favor de los Nationals pues en el octavo capítulo entró una carrera más; después en la alta de la novena dos más. Para finalizar el cuento de hadas, llegó Hudson para relevar a Patrick Corbin, quien a su vez relevó a Scherzer.

Los Nationals consiguieron su primera Serie Mundial y a la vez fue historia pura, pues es la primera ocasión en que se ganan todos los juegos por los visitantes. Cabe destacar que el Jugador Más Valioso de la serie fue Stephen Strasburg, pitcher de los Nationals.