Por: José Manuel Ramírez

A pesar de estar en la zona de descenso, el Newcastle sacó un punto muy valioso en casa al empatar 1-1 ante los Wolves de Raúl Jiménez.

El partido arrancó sin muchas emociones para la afición que ya no cree en su equipo, pero eso duró muy poco. Jamaal Lascelles alegró a su gente con un remate de cabeza y puso el 1-0 (37′).

Los del Newcastle vivían un sueño y aunque los Wolves dominaban las acciones del encuentro, se veían ganadores. La ilusión acabó gracias al gol de Jony, que empujo el balón a puerta vacía para poner el 1-1 (73′).

El ímpetu por ganar el partido por ambas partes no cesaba pero esta vez llegó tarde y es que Sean Longstaff vió la roja por parte de los de casa por una entrada fea a Ruben Neves (82′).

Finalizó un partido con buen ambiente, las aficiones contentas, jugadores abrazados y los dos equipos felices por sumar en una jornada de Premier League más.