Washington, DC, a 27 de octubre 2019

Por: Javier Peña

En una auténtica paliza, los Astros de Houston empataron el día de ayer la Serie Mundial 2-2, tras un score final de 8 carreras por 1 sobre los Nacionales de Washington. La serie continúa, está noche en la capital de los Estados Unidos, en el juego 5, desde el Nationals Park.

LAS ACCIONES

Patrick Corbin sorprendió con su pésima salida, dos errores en su labor de seis acciones, la pago caro con cuatro carreras que encaminaron a la postre el triunfo al equipo de Astros y aseguraron así el retorno de la serie a Houston este martes.

George Springer vio transitar el tercer strike, José Altuve y Michael Brantley sirvieron imparables para colocar hombres en primera y tercera base. Alex Bregman respondió con hit al central para producir la primera carrera. El cubano Yuli Gurriel con un batazo que fue desviado por Corbin, Houston aumentó su cosecha 2-0. El daño no fue mucho, porque Chirinos roleteó para doble ejecucción, para antes llenar las almohadas con pasaporte a Carlos Correa.

Dave Martínez decidió echar mano de sus relevos para la séptima, pero no le funcionó y ocasiono la producción de cuatro carreras más.

Tanner Rainey colaboró con un out, pero encamino a dos rivales, Fernando Rodney fue recibido con un imparable y Bregman siguió con su gran slam.

LA ESTADÍSTICA

El mazatleco José Urquidy lanzó pelota de dos imparables en cinco entradas, Alex Bregman conectó un grand slam y Robinson Chirinos la botó por segunda noche.

Alex Bregman el MVP del partido.

TRAS LA HISTORIA

Urquidy se convirtió en el segundo pitcher novato mexicano en abrir un partido de Serie Mundial y de ganarlo, Fernando “Toro” Valenzuela lo hizo en 1981 ante Yankees al tirar la ruta completa.

También es apenas el segundo novato de los Astros en abrir un partido de postemporada. Lance McCullers lo hizo en el 2015 ante Kansas City.

Quizá comenzar su labor con ventaja de dos carreras, ayudó al nativo de Mazatlán, que permitió sencillo de Anthony Rendón en el primer acto y doblete del brasileño Yan Gomes en el tercer acto. No obsequió pasaporte alguno y propinó cuatro chocolates.