Por: José Manuel Ramírez

Ricardo Peláez llegó a las Chivas como nuevo director deportivo, pero su carrera abre un debate bastante interesante ya que será su tercera etapa con clubes odiados entre sí, Cruz Azul y América previamente.

Traidor o gran profesional se le puede llamar a Peláez por las decisiones que ha tomado en su carrera. Tanto de jugador como director deportivo ya se vistió de Chiva y Águila, con Cruz Azul mas de lo mismo pero solo en la cancha.

Su etapa como director deportivo inició en el año 2013 con América donde consiguió levantar cuatro títulos, dos de Liga MX y dos Concachampions.

Para 2018 tomó las riendas de Cruz Azul, el cuál conquistó una Super Copa MX Y una Copa MX, sin olvidar que llegó a la final del Apertura 2018 donde cayó 2-0 ante el América.

Hoy arriba a Chivas con el objetivo de sacar del fondo al Guadalajara y con la obligación de reestructurar al equipo.