Por: Alondra Domínguez

La situación en Veracruz es cada vez peor, se cumplió el plazo para que los jugadores presentaran las controversias ante la FMF, ningún futbolista acudió, por ello Enrique Bonilla presidente de la Liga MX ofreció una conferencia de prensa el día de ayer, donde comentó que los jugadores del Veracruz no presentaron la demanda formal como se les pidió pues no cuentan con los documentos que avalan dicho sueldo.

El problema radica en que, los contratos de sueldo fueron pactados verbalmente y ahora los futbolistas no cuentan con documento que avale dicho sueldo, por lo que Enrique Bonilla informó que por falta de documentos no pueden hacer uso de la fianza.

“En esta ocasión fui, les comenté que entre la segunda y esta tercera visita consulté a fiscalistas, consulté a la afianzadora porque el problema que existe no radica en otra situación más que tienen un contrato registrado en Federación, pero tienen acuerdos verbales, cada uno de ellos o la mayoría de ellos con la administración del Club Veracruz”

“En tanto no se presenten los documentos que respalden los adeudos que se están reclamando no hay forma de que nosotros podamos actuar y podamos apoyarlos y ayudarlos a que cobren esos adeudos”

Además, también Gabriel Peñalba informó mediante sus redes sociales que él no recibe un sueldo, pues así lo acordó con Fidel Kuri desde que decidió regresar al Puerto.

Pese a que ante la Liga no están interpuestas las demandas como tal los futbolistas están unidos ante la falta de pagos por parte de la directiva escuala.

Esta tarde, por medio de Álvaro Ortiz presidente de la Asociación Mexicana de Futbolistas (AMFpro) dio a conocer que sostuvo una reunión con los futbolistas jarochos donde se tomó la decisión de no jugar el próximo viernes ante Tigres, esperando que los clubes se solidaricen con el equipo, así como también Tigres que anteriormente habían informado que se sumarian como muestra de apoyo a los compañeros de profesión.

Hasta el momento la FMF no se ha al pronunciado al respecto, pero ayer en la conferencia que ofreció Enrique Bonilla fue tajante al decir que si Veracruz no se presentaba a jugar el viernes se iniciaría el proceso de desafiliación y descenderían en automático.