Este fin de semana se disputó un partido entre Gales y Croacia donde dos de las joyas del Real Madrid terminaron el encuentro con alerta roja por lesión.

Quien al parecer salió más tocado fue el croata Modric que tuvo que ser ayudao por los miembros del servicio médico para incorporarse y salir del campo. Presentó un golpe en la pierna derecha lo que ocasionó que fuera sustituido.


“Según los médicos Modric ha recibido un golpe doloroso en el cuádriceps. Es lógico que la gente esté preocupada por el Clásico, pero parece que no tiene mucha importancia” afirmó Nikola Jerkan miembro del cuerpo técnico de Croacia.

Bale también salió tocado del encuentro, sin embargo, no fue sustituido y pudo terminar el partido a pesar del dolor que mostraba y dificultad para moverse. El estratega, Ryan Giggs, se mostró cauto: “Bale sufrió un pequeño calambre pero quiso continuar”.

Habría que esperar de confirmación oficial por parte del Real Madrid pues una posible baja de ambos complicaría la vida a Zidane, que también tiene a Kroos en la lista de lesionados además de estar a 10 días de jugarse media Champions contra el Galatasaray y a dos semanas del Clásico Español.