La semana 6 de la NFL arrancó con el juego en jueves por la noche y Gigantes contra Patriotas chocaron en Foxborough, en un duelo que terminó 14-35 a favor de los locales.

En esta ocasión Gigantes se enfrentaron a Patriotas en un juego que si bien tiene historia, sobre todo en Super Bowl, está noche fue diferente ya que Brady se enfrentó a Jones, el QB novato de los Gigantes que tiene buena pinta para el futuro en el equipo neoyorquino.

La primera mitad de este partido fue muy contrastante ya que el primer cuarto fue bastante cerrado, o tal vez se podría decir bastante impreciso por parte de las ofensivas y muy alerta y al pendiente por parte de las defensas, el marcador se mantuvo en 0 casi hasta el final del primer cuarto.

Sin duda fue un partido en donde los equipos especiales se lucieron y la defensa ya que los primeros puntos llegaron tras el bloqueo de despeje y posterior regreso de los equipos especiales de los patriotas.

En definitiva una noche difícil para el QB novato de los Gigantes que terminó con 15/31, 161 yardas, 1TD y 3 intercepciones, frente a un Tom Brady que cerró su noche con 31/41, 334 yardas y 1 intercepción.

La diferencia también se vió bastante notable en el marcador ya que aunque se fueron al medio tiempo con puntaje de 14-21 a favor de los Patriotas, estos mismos tuvieron en control y el manejo tanto del balón como del reloj por lo que los Gigantes se vieron completamente borrados del campo la segunda mitad.

El marcador terminó con un resultado de 14-35 a favor de los Patriotas que se colocan con marca de 6-0 en esta temporada, por su parte los Gigantes se colocan con marca de 2-4.