Zinedine Zidane: ‘El Eterno Mago’

Por : David Águilar| @Davyrke

Tras la consumación de la Segunda Guerra mundial, el pueblo argelino decidió levantarse en armas para conseguir su independencia y liberarse de Francia, era el momento de derrocar a la colonia y darle paso a una nación libre y soberana. Dicho movimiento desencadenó una ola de sucesos violentos y sangrientos en toda la nación que provocaron muchas muertes de civiles de origen europeo y argelino.

Por tal motivo, Smail Zidane y Malika, una joven pareja, originaria de la localidad de Aguemoune, se vieron obligados a abandonar su hogar y decidieron emigrar a la ciudad de Marsella a finales de la década de los 60’s.

Los Zidane se establecieron en una humilde casa en el barrio de la Castellane, un barrio habitado en su mayoría por inmigrantes argelinos, Smail Y Malika tuvieron cinco hijos: Djamel, Farid, Nourredine, Lila y Zinedine, este último nació un 23 de junio de 1972 y desde muy pequeño mostró gusto y habilidades por los deportes, practico el bádminton, además del judo donde logró ser cinta verde, sin embargo, “Zizou” se inclinó más por el fútbol debido a que este, además de ser el deporte que más le apasionaba, lo veía como la solución para salir de la pobreza que lo rodeaba a él y a su familia.

El pequeño Zinedine comenzó a jugar a los 5 años de edad, teniendo como ídolo y referente al jugador uruguayo Enzo Francescoli que en ese momento jugaba para el Olympique de Marsella. En palabras de Zidane, Enzo era su ídolo y disfrutaba verlo jugar ya que consideraba que su estilo de juego era bonito y elegante y era un deleite verlo jugar por lo que quiso emularlo. Tal es la admiración de “Zizou” por Francescoli, que a su primer hijo lo nombró Enzo, en honor al uruguayo.

Después de jugar en varios equipos locales, Zidane, fue contratado por el Cannes en 1986, donde jugó para las inferiores de dicho club, pero no fue hasta Mayo de 1989 que el joven de aún 16 años debutó en primera división. En la temporada 90-91 marcó su primer gol en la máxima categoría francesa y para la siguiente campaña se adueñó de titularidad, jugando más de treinta partidos y alcanzando la cifra de 5 goles.

En 1992 fichó para el Girondins de Burdeos, uno de los clubes más importantes de Francia, donde jugó un total de 35 partidos y anotó 10 goles.

La carrera de Zidane iba en aumento y sus actuaciones llamaron tanto la atención, que en 1994 fue convocado con la selección francesa que en en aquellos años atravesaba una mala racha tras no participar en las dos ultimas copas del mundo, “Zizou” fue parte de aquel cambio generacional que llevó a Francia al resurgimiento futbolístico que quedó plasmado en la Eurocopa de 1996.

La grata participación de Zidane en la justa europea llamó la atención de varios clubes, entre ellos, la Juventus de Turín, uno de los equipos más importantes del viejo continente y del mundo, quienes ficharon al francés. En la juve, Zinedine, hizo una dupla bastante efectiva con el italiano Alessandro del Piero, lo que lo llevó a cosechar varios títulos importantes.

Llego el año 1998, año en que se celebraría la copa del mundo, y Francia era el país encargado de albergar dicho certamen. A pesar de ser los anfitriones, los medios y los aficionados franceses se mostraban escépticos en cuanto a las posibilidades que su selección tenía para ser campeona del mundo por primera ocasión, pero todas estas incógnitas fueron disipadas y de la mano de Zidane, Francia hacia historia conquistando su primer campeonato del mundo. Ese mismo año Zidane era elegido para ganar el prestigioso Balón de oro.

A pesar de el gran momento que vivía y las múltiples ofertas que había por él, por parte de varios clubes prestigiosos, Zidane continuó en la Juventus hasta el 2001.

Llego el verano del 2001 y se anunciaba su fichaje al Real Madrid, uno de los equipos más grandes del mundo y que contaba con grandes figuras como Luis Figo, Roberto Carlos, Raúl González, entre otros. “Zizou” amplió su palmarés junto a los galácticos y en el 2002 consiguió el único título que le faltaba conseguir, la Champions League, aquella noche el Real Madrid venció al Bayern Leverkusen en la final y Zidane colaboró con un hermoso gol de volea. En el 2003, llegó el título de liga para el astro francés y los merengues. Posterior a eso, vinieron años de sequía para la institución y en 2006, “Zizou” decidió poner fin a su carrera como futbolista y se despedio del Real Madrid.

Justamente ese verano del 2006 se disputaría el mundial de Alemania, mismo que serviría como escenario para el retiro de Zidane con su selección, de manera sorpresiva, los galos llegarían a la final, comandados por “Zizou” como su máxima figura, final que siempre será recordada por el cabezazo que Zidane le diera al italiano Marco Materazzi, después de que este le provocara. A pesar de la ausencia del “10”, Francia logró llegar a la instancia de los penaltis donde fueron derrotados, consumando así un amargó adiós de las canchas para Zidane.

Tras su retiro como futbolista Zidane siguió ligado al Real Madrid, primero con un cargo como directivo y después como entrenador de los equipos inferiores de la institución. En la temporada 13-14 fue auxiliar del entrenador Carlo Ancelotti y las siguientes dos temporadas quedó a cargo del Castilla, equipo filial del Real Madrid.

En enero del 2016, el Real Madrid anunciaba la destitución de Rafa Benítez como técnico debido a los malos resultados y al pobre juego mostrado por el equipo durante la primera etapa del torneo, por lo que Florentino Pérez quiso confiar en alguien de “casa” para dirigir al equipo y es así como Zidane tomó el banquillo de los merengues, donde inmediatamente logró conquistar la undécima Champions League para el Real Madrid, ese mismo año también consiguió la Súper Copa de España y el mundial de clubes. En 2017 y 2018 nuevamente logró ganar la Champions League con lo que convertía a los merengues en tricampeones de Europa, A pesar de su magnífico paso como entrador del Real Madrid, “Zizou” anunció que dejaba el cargo, pues consideraba que ya había cumplido su ciclo, sin embargo tras su salida, el Real Madrid vivió uno de sus peores años de su historia, por lo que nuevamente Zidane volverá a ocupar el banquillo y buscará revertir la mala situación de su amado equipo para devolverlo a los primeros planos y seguir haciendo historia.

Hoy, el mago que a todos nos deslumbró con su elegancia y su calidad para jugar al fútbol, el hombre que se echó al hombro a una nación entera en 1998 y la llevo a ganar el primer mundial de su historia, el hombre que como jugador y entrenador puso en lo más alto el nombre del Real Madrid. Si, hoy ese hombre está cumpliendo 47 años de edad y parece que su legado en el fútbol todavía no termina. ¡Feliz cumpleaños querido “Zizou”!